Cleo de Nile Garden Ghouls – Reseña

Una vez a la semana, una empresa de landscaping se encarga de dar mantenimiento a los jardines del complejo de departamentos en el que vivo. No obstante, las podadoras que utilizan parecen salidas de las peores pesadillas de un insecto de jardín: arrasan con todo organismo productor de clorofila que se les atraviese, y el pequeño cuadrado de pasto (o lo que queda de éste) frente a mi ventana ha sido reducido a tierra con tallitos verdes brotando de vez en cuando. Ya no me puedo sentar, ya no puedo tomar fotos, ni siquiera mi gato puede salir a comer su ensalada, ¿qué les pasa a los gatos y su manía de comer pasto?

¿Pero por qué tiene que ser mala mi fortuna, si puede ser peor? El área común de los edificios está en remodelación, con una cinta amarilla como si hubiera ocurrido un crimen dentro. Si no cuidan el pasto y las plantas, deberían poner una piscina, ya puedo visualizarme remojándome todo el verano hasta volverme una pasita, arrugada por el agua y bronceada con el sol… Volviendo de la fantasía, no tuve otra opción más que tomar las fotos de Cleo Garden Ghouls dentro de casa, como he hecho con todo últimamente.

En la colección Garden Ghouls, todos los personajes tienen alas, como mariposas o hadas de jardín. La caja es pequeña, contiene solamente a la muñeca posando de una manera que simula estar volando. Hay decoraciones de flores, hojas y plantas enfrente, en el fondo que sujeta a la muñeca y por atrás. El plástico de los costados de la caja está moldeado; por un lado, la palabra Monster High en relieve y por el otro, el molde sigue la forma de las hojas y ramas que rodean el logo de MH. La cara posteriora contiene una imagen de Treesa Thornwillow, una chica-árbol, rodeada de Cleo de Nile, Toralei, Twyla y tres criaturitas también aladas llamadas Wingrid, Beetrice y Lumina.

Para abrir el empaque, se pueden despegar las cintas y después despegar el plástico del cartón, o un cutter puede hacer todo el trabajo. La pestaña de abajo no está pegada a nada, puede desprenderse sin dificultad.

En apariencia, la muñeca es un personaje muy bonito, con una apariencia dulce y suave, o sea, de la Cleo arrogante y vanidosa mejor ni hablamos, que no la veo por ninguna parte más que en los zapatos y el color del cabello. El maquillaje del rostro es en rosa y azul, ¡ROSA! Los labios y la sombra de ojos son rosa claro, como el labial que suele usar Barbie, y la gema y las líneas punteadas bajo sus ojos son turquesa claro que pide que ya mejor avienten al personaje frente a un autobús. En la cabeza usa unos lentes ovalados de color ámbar con alitas en los extremos.

El cabello tiene el clásico mechón turquesa en la melena y en el fleco, es completamente lacio y largo hasta la cintura. Tiene algunas ondulaciones junto a la nuca que se deben a las ligas que lo sujetaban al empaque, pero por encima apenas se notan.

No me siento muy entusiasmada por el vestido. Éste es de un solo hombro, completamente negro con estampado de flores y plantas, con una capa de tul encima de la falda. Los colores no me desagradan, pero me gusta que cuando una ghoul usa un atuendo de acuerdo con cierto tema, conserve su estilo propio y esto no grita De Nile por ninguna parte, y si la personalidad del personaje fuera respetada, Cleo nunca dejaría que esto sucediera. Recuerdo la película de Great Scarrier Reef, en la que aunque las ghouls se transformaron en sirenas, Lagoona conservó elementos de “agua” en su cola y Toralei tenía rayas de tigre.

Quizá lo que mantiene más la esencia de Cleo son los zapatos, sandalias de tacón completamente doradas, decoradas con un insecto al frente y tiras que rodean el tobillo. El tacón tiene una curva al final que no termina de gustarme.

Los vendajes de un brazo, una pierna y el torso de Cleo están moldeados en el plástico y el color es diferente del utilizado en las extremidades sin vendas. Además, hay defectos y hoyitos por todo el cuerpo que si eran inevitables (lo dudo), debieron haberse ocultado con ropa, o accesorios pero ya saben, entre más se recorten los gastos de producción, peor es el producto final.

Las alas que hacen que Cleo sea una “ghoul de jardín” son de plástico transparente con detalles en colores brillantes, como verde y magenta. Se insertan en dos agujeros en la espalda de la muñeca y pueden girar de izquierda a derecha.

Creo que me tendré que esperar hasta la primavera para poder salir por unas fotografías decentes, pero eso no impide que haya tomado un par en lo que Cleo se inscribe de aprendiz en el Palacio de Cristal de Fairytopia, y eso no lo sé porque ya haya visto todas las películas de Barbie, no, no, yo nunca… jejeje.

 

Priscila L.

 

 

 

Deja un comentario

TrackBack URL

http://www.dollicius.com/monster-high/cleo-de-nile-garden-ghouls-resena/trackback/

SUBIR